Comunidad Campesina de Aucallama solicita cierre temporal de Centro Penitenciario por vertimiento de aguas servidas a sus tierras de cultivo

Comunidad Campesina de Aucallama, ubicada en la provincia de Huaral, en la región Lima, solicitó al Consejo Nacional Penitenciario y la Oficina Regional del Instituto Nacional Penitenciario de Lima que se proceda al cierre temporal del Centro Penitenciario de Aucallama, hasta que se garantice que no se verterán más aguas servidas sus tierras.

A través de una carta enviada a ambas dependencias, la Comunidad de Aucallama, expresa su preocupación por los daños que viene causando el vertimiento de aguas servidas, provenientes del interior del penal, hacia sus tierras y campos de cultivo.

Miembros de la Directiva Comunal de Aucallama y Funcionarios del Inpe supervisan la zona de vertimiento de aguas servidas proveniente del penal.

Agregan que en reiteradas ocasiones se ha pedido al INPE que se tomen las medidas del caso, para evitar que se siga contaminando el medio ambiente, pero no han tenido respuesta a sus pedidos.

La comunidad ha reiterado que no está en contra del funcionamiento del Penal al interior de su comunidad, pero no permitirán que se continúe afectando las tierras de cultivo, pues si lo hacen serán cómplices del delito de contaminación ambiental por el vertimiento de aguas servidas.

Las conexiones existentes presentan fugas, además de haberse convertido en zona de arrojo de desperdicios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Frente a esa situación la comunidad, a través de su directiva, viene exigiendo que se realice evaluación ambiental participativa en la zona afectada por el vertimiento de las aguas servidas, pues si bien el derrame de aguas y los daños se pueden percibir a simple vista, se necesita conocer la real dimensión de los mismos y por ello, demandan que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental se constituya en la zona, para los fines antes indicados.

Las aguas provenientes del penal se vierten directamente a las tierras de Aucallama provocando la erosión del terreno.

Asimismo, piden que se ejecuten, cuanto antes, las obras de construcción del sistema de abastecimiento de agua potable y también las del sistema de tratamiento de aguas servidas que son dos de los compromisos asumidos por el INPE, a través de un convenio firmado en el año 1999 con la comunidad, para el funcionamiento del penal.

Según ese documento, el Instituto Nacional Penitenciario debía construir un pozo de agua, del cual también se beneficiaría la comunidad con la dotación de al menos seis horas diarias de agua para regadío.

En el caso de las aguas servidas, a pesar de los años en que viene funcionando el penal, no cuenta con un sistema de tratamiento y estas son vertidas a las tierras de Aucallama.

Estas preocupaciones y pedidos han sido planteados al INPE, pero a la fecha no se tiene respuesta alguna por lo que la Comunidad Campesina de Aucallama viene solicitando una reunión con la Ministra de Justicia Marisol Pérez Tello, para tratar esta problemática.

Puede interesarte

Comunidad Campesina de Aucallama afronta un nuevo proceso contra la corrupción policial y mafias de traficantes de tierras

La Comunidad Campesina de Aucallama afrontará desde este miércoles 24 de mayo, un nuevo proceso …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *